_____________________________________________________________

Queda totalmente prohibida la reproducción parcial o total de las imágenes aquí contenidas. Ello supone la vulneración de la Ley y de la Constitución y podrá ser denunciado ante la Agencia Española de Protección de Datos.

La Asociación Hijos Que Esperan está formada por padres adoptantes de niños considerados con necesidades especiales, ayudados por el inestimable apoyo de personas ajenas al mundo de la adopción y que están sensibilizados con esta causa.



Tenemos un lugar para ti si así lo deseas. Leer más...

sábado, 15 de octubre de 2011

BIENVENIDOS A HOLANDA

Hace años, nuestra amiga Lourdes nos obsequió con esta lectura, la cual he tenido en mente desde entonces, y hace poco me decidí a buscarla y compartirla con vosotros.

El texto pertenece a Emily Perl Kingsley, escritora de "Barrio Sésamo", madre de un niño con Síndrome de Down y ganadora de varios premios Emmy. Creo que define muy bien qué siente una madre de un niño "diferente".

Los padres "verdes" decidimos viajar directamente a Holanda, comprar las guías antes del viaje (aunque como en todo viaje hasta que no llegas allí no sabes bien qué te espera) y con nuestros miedos, pero sobre todo con mucha ilusión, abrimos nuestro corazón a disfrutar de todo lo que Holanda nos ofrece. A todos vosotros:

¡Bienvenidos a Holanda!

Por Emily Pearl Kingsley

A menudo me piden que describa la experiencia de criar a un niño con una discapacidad, que intente ayudar a la gente que no han compartido esa experiencia única a imaginar cómo se sentirían. Es así...



Cuando vas a tener un bebé es como planear unas vacaciones fabulosas en Italia. Compras un montón de guías y haces tus maravillosos planes. El Coliseo. El David de Miguel Ángel. Las góndolas de Venecia. Puede que aprendas algunas frases útiles en italiano. Es todo muy emocionante.

Después de meses de ansiosa anticipación, finalmente llega el día. Preparas tus maletas y allá vas. Varias horas más tarde el avión aterriza. La azafata viene y dice: "Bienvenido a Holanda".

- ¿Holanda? - dices -. ¿Cómo que Holanda? Yo me embarqué para Italia. Se supone que estoy en Italia. Toda mi vida he soñado con ir a Italia.

- Pero ha habido un cambio en la ruta de vuelo. Han aterrizado en Holanda y aquí se debe quedar.

Lo importante es que no te han llevado a ningún lugar horrible, asqueroso y sucio, lleno de pestilencia, hambruna y enfermedad. Simplemente es un sitio diferente.

Así que tienes que salir y comprarte nuevas guías. Y tienes que aprender una lengua completamente nueva. Y conocerás a un grupo entero de gente que nunca habrías conocido.

Simplemente es un sitio diferente. Camina a un ritmo más lento que Italia, es menos aparentemente impresionante que Italia. Pero cuando, después de haber estado un rato allí, contienes el aliento y miras alrededor, empiezas a notar que en Holanda hay molinos de viento. Holanda tiene tulipanes. Holanda tiene incluso Rembrandts.

Pero todo el mundo que conoces está muy ocupado yendo y viniendo de Italia y todos presumen muy alto de qué maravillosamente se lo han pasado en italia. Y, durante el resto de tu vida, dirás "Sí, ahí era donde se suponía que yo iba. Eso es lo que había planeado."

Y ese dolor nunca, nunca, nunca, se irá, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy importante.
Pero si te pasas la vida quejándote del hecho de que nunca llegaste a Italia, puede que nunca tengas libertad para disfrutar de las cosas, muy especiales, maravillosas, de Holanda.

1 comentario:

Mei dijo...

Holanda...hay mi amada y perturbadora Holanda...qué lejos queda Italia, a la que viajé cuando fuí a encontrarme con mi hija...Luego, cuando llegué a Holanda...ufff!! qué duro fue cambiar de rumbo...ahora intento llevar a la práctica el último párrafo del texto...
Cuanta verdad hay en esta metáfora...

Suscríbete a través de correo electrónico. Escribe tu direccion email: